Skip to content

Yoga para los isquiotibiales

yoga para estirar los isquiotibiales

Yoga para los isquiotibiales

El papel de los isquiotibiales en el patrón de movimiento humano es doblar las rodillas y extender las caderas. Esto significa cada paso o paso que tomamos, cada vez que levantamos algo del suelo, los isquiotibiales hacen el trabajo.

Dada la importancia de este tipo de movimientos para los atletas, la flexibilidad de los isquiotibiales es fundamental para un rendimiento óptimo. Ahí es donde entran estas posturas de yoga.

Yoga

El yoga es una excelente manera de aliviar de forma segura y gradual la opresión en los isquiotibiales. La combinación del aliento relajado, la alineación de la postura y el tiempo de estiramiento hace que el yoga sea una receta perfecta para la tensión de los isquiotibiales.

Sigue estas pautas para cada pose a continuación y estarás tocando los dedos de los pies en muy poco tiempo:

  • Comience inhalando y exhalando lentamente por la nariz. Mantenga la respiración fluyendo a través de todo el estiramiento.
  • Quédese en cada postura por hasta un minuto.
  • Realice las poses en el siguiente orden, ya que cada una se basa en la anterior.
  • Una vez que sientas un estiramiento, detente. No intentes forzarte más en la pose. Podrías terminar estirarte demasiado y lastimarte a ti mismo.

Posturas

De pie hacia adelante

Comience de pie con los pues juntos, doble suavemente hacia adelante en las caderas y alcance hacia los dedos de los pies, mantenga una flexión suave en las rodillas mientras levanta el coxis.

Todos son susceptibles a tener isquiotibiales apretados, desde atletas profesionales hasta mamás de fútbol. Las personas que pasan largas horas sentadas en un escritorio o que tienen un horario de entrenamiento riguroso pueden beneficiarse especialmente de un estiramiento “hammie” o dos (o tres o cuatro).

En los términos más simples, los isquiotibiales son un grupo de tres músculos que van desde los huesos “sentados” y se extienden hasta la rodilla. Dominan la parte posterior del muslo y son responsables de flexionar y doblar la rodilla.

Tus músculos isquioibiales pueden acortarse o “apretarse” cuando te sientas demasiado o cuando entrenas demasiado tus cuádriceps sin necesidad de estiramientos en el mostrador. Cuando esto sucede, los isquiotibiales comienzan a tirar hacia abajo en los huesos “sentados”, haciendo que la pelvis y las caderas se aprieten y aplanan la curvatura de la parte baja de la espalda en la zona lumbar. Este escenario puede crear las siguientes dolencias:

  • Un mayor riesgo de disco herniado.
  • Uso excesivo y tensión de la columna lumbar (baja).
  • Baja presión de espalda.
  • Abdominales debilitados.
  • Espalda baja inestable.

Estiramientos

Los isquiotibiales pueden ser tercos y tener paciencia al estirar. Para evitar las condiciones anteriores, ¡dele un poco de cariño a los isquiotibiales estirando en su colchoneta de yoga o en su escritorio.

Para estirar los isquiotibiales en su escritorio, siga esta secuencia:

  1. Siéntate alto en tu silla y alarga tu espalda.
  2. Doble la pierna izquierda para que su pie izquierdo quede plano respecto al piso para mayor estabilidad.
  3. Extienda su pierna derecha, flexionando suavemente el pie derecho.
  4. Manteniendo la espina dorsal plana, levante suavemente el pie derecho con ambas manos
  5. Espere de 5 a 8 respiraciones, luego cambie de lado.

Para estirar los isquiotibiales en su estera de yoga, pruebe estas posturas de yoga:

  • Curva hacia adelante sentada.
  • De pie hacia adelante Bend.
  • Curva delantera de patas anchas.
  • De pie hacia adelante Doble contra la pared.
  • Arado Pose con piernas rectas.
  • Pigeon Pose.
  • Acuéstese sobre su espalda con un pie en el aire y una correa alrededor de su pie.

 

Distension que afecta los musculos isquiotibiales

Distension de los isquiotibiales

musculos isquiotibiales

Isquiotibiales

ubicacion de los musculos isquiotibiales

Músculos isquiotibiales